martes, 20 de marzo de 2018

Flor de paté y queso

           Sorpresón fue el que me llevé cuando me encontré eta rosca en una vídeo-receta de youtobe. Anda que no había hecho yo flores, roscas, llámalas X de nutela!!!!!!!!!!!!!. Bueno, pues no se me había ocurrido nunca hacerlas saladas; con lo que a mi me gusta el hojaldre, con las recetas que yo tengo con él. Pero ya empecé, ahora a que Lidl se de por aludido y comience a patrocinarme, porque yo mirar que no he nombrado yo veces sus masas refrigeradas !!!!!!!!!!!!!!!!.
              Me gusta dar mi toque a las recetas, pero esta me pareció tan rica que la hice tal cual. Intentando utilizar el horno siempre dentro de la tarifa barata de la discriminación horaria y aunque la quería para la cena, la hice por la  mañana. Eso me llevó a descubrir que dentro de los dos hojaldres que tiene Lidl, casi me gusta mas el de forma redonda, el que dice que es con mantequilla. Llega a la noche crujiente, riquísima. Tanto es así que al día siguiente había que repetirla y la foto la pille de refilón. Así que no dejéis de probarla, a parte podemos jugar con los distintos tipos de patés que hoy tenemos en el mercado.



Ingredientes:
2 láminas de hojaldre refrigerado redondas
200 gr de paté (yo usé el ibérico del Lidl)
1 bolsa de queso rallado (200 gr de cuatro quesos)
semillas de sésamo
1 huevo

  1. Ponemos una de las láminas sobre una hoja de papel de hornear.
  2. Untamos sobre ella el paté.
  3. Espolvoreamos con los quesos toda la superficie. Reservamos un puñadito de quesos)
  4. Tapamos con la otra lámina y sellamos los bordes con ayuda de un tenedor.
  5. En el centro del círculo colocamos un vaso que nos hará de referente para ir cortando la flor.
  6. Cortaremos primor desde el vaso al borde con un corte limpio. De forma que nos queden cuatro porciones iguales.
  7. Luego repetimos el paso y cada una de esas cuatro las cortaremos a la mitad. Ya tenemos los pétalos de la flor.
  8. Giramos cada uno de los pétalos. De esa forma lo que sería la base ahora queda arriba.
  9. Pintamos con huevo batido.
  10. Retiramos el vaso y en el centro ponemos el puñadito de queso reservado.
  11. Espolvoreamos con las semillas de sésamo.
  12. Horneamos con el horno precalentado a 200º unos 20-25 minutos.

1 comentario:

  1. Se hace la boca agua. Tiene que estar fantástico. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar