jueves, 19 de abril de 2018

Lubina con cebollitas

         Hay que comer pescado, mínimo tres veces por semana. Y para los que les cuesta, nada como buscar recetas ricas y fáciles. Yo creo que uno de los mayores handicap que tiene el pescado son las espinas y no su sabor. Pero a quien le guste, no hay espinas que se le atraviesen jajaja (esto con los dedos cruzados). Yo tuve una mala experiencia con una; y aun así prefiero el pescado a la carne.
        Los lomos, los filetes son la mejor opción para esa gente. Aun así se vamos con cuidado podemos saborear recetas ricas como esta, que podríamos también hacer con lomos o filetes, pero que yo hice entera, porque ese día no tenía mucho tiempo para ponerme a escoger espinas. En cambio, comiendo despacio las retiras todas.



Ingredientes:
4 lubinas
4 patatatas medianas
16 cebollitas encurtidas
1 limón
1 vasito de vino blanco
AOVE
sal 
popurri de pimientas

  1. Pelamos y lavamos las patatas y las cortamos en rodajas finas, salamos. Freímos ligeramente
  2. Lavamos las cebollitas.
  3. Colocamos ambas en una fuente apta para horno.
  4. Lavamos las lubinas y las abrimos como para hacerlas a la espalda.  Secamos y sazonamos. Las colocamos sobre las patatas cerradas. 
  5. Cubrimos con rodajitas de limón y regamos con un hilo de aceite.
  6. Metemos en el horno precalentado a 180º.
  7. A los 15 minutos regamos con el vasito de vino blanco y dejamos otros 10 minutos mas.
  8. Servimos espolvoreado con un popurri de pimientas molidas. Y con unas cuantas patatas y cebollitas.

martes, 17 de abril de 2018

"Cachopos" de berenjena en salsa roja

          Pongo lo de "cachopo" entre comillas porque siendo asturiana no debería llamar a esto cachopo, ya que el verdadero cachopo son dos filetes de carne rellenos de jamón curado y queso. Otros llamarían a la receta "san jacobos", aunque tampoco es esa su denominación. Emparedado quizás..........bueno..........que vamos a dejar de darle vueltas que hoy empleamos mucho y sobre todo por aquí arriba lo de "cachopo" para denominar a dos filetes de "algo" rellenos de jamón y queso y luego empanados.
          Así que vamos a versionar el cachopo y darle unos nuevos aires jajaja. Queda un plato de lo más rico y con el que los niños que no sean amantes de la verdura se van a tomar berenjenas sin enterarse. Esta salsa que le puse es muy rica, a mi me encanta y si está un poquito alegre aun mas. Pero si lo que pretendéis es que los niños coman las berenjenas mejor dejamos las cayenas para otro momento.
           Ya veréis que plato mas fácil y sabroso, económico y de los que con poco cunden un montón. Con dos berenjenas medianas tendréis prácticamente para 6 persona.



Ingredientes:
2 berenjenas medianas
jamón curado en lonchas
queso en lonchas
huevo
harina
pan rallado
aceite
sal

salsa:
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 cucharada de harina
1 cucharada de pimentón dulce
1 vaso de vino blanco
4 cucharadas de tomate frito
1 sobre de azafrán
aceite
sal 
perejil
agua

  1. Lavamos y cortamos las berenjenas en rodajas finas.
  2. Las salamos y dejamos sudar una hora.
  3. Pasado ese tiempo las secamos con un papel de cocina y vamos haciendo los cachopos. Entre dos rodajas metemos una loncha de jamón serrano y otra de queso.
  4. Pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y freímos hasta que estén dorados por ambos lados.
  5. Reservamos sobre papel de cocina.
  6. Vamos a por la salsa.:
  7. Doramos el ajo picado muy menudo en una sartén amplia con un buen chorro de aceite, cuando esté dorado incorporamos la cebolla también picada muy menuda. La pochamos hasta que esté blanda. 
  8. Añadimos la hoja de laurel y fuera del fuego la cucharada de pimentón. Removemos bien y devolvemos al fuego.
  9. Añadimos la cucharada de harina, cuando esté integrada agregamos el vino blanco, dejamos que vaya evaporando el alcohol; mientras tostamos el azafrán.
  10. Agregamos el tomate frito, un vaso de agua y el azafrán.
  11. Dejamos que todo guise 10 minutos a fuego suave.
  12. Añadimos nuestros cachopos de berenjenas y dejamos guisar unos 5 minutos, para que cojan el sabor de la salsa.

jueves, 12 de abril de 2018

Huevo poché sobre aros de cebolla crujiente

          La cebolla me gusta en general, pero hay que ver que en aros crujientes está buenísimas y ni parece cebolla. Eso que tal y como me mandaron hacer la receta  no es como mejor queda. O bien son las cebollas de este año que son muy duras, enharinadas tan solo antes de freír no es suficiente. Otra vez probaré a utilizar una masa para tempura. Vos lo dejo como anotación para que si os gusta mas utilicéis una de esas masas para luego freír los aros.
            Por lo demás el plato no puede ser de lo  más fácil y yo diría que hasta rápido. En lo que tardan los huevos en hacerse, haces la salsa. Bueno la salsa mejor tenerla hecha y mantenerla al calor para que no espese demasiado y en la que hacemos el huevo freímos los aros y plato listo casi al instante.
            Para mi estos son platos de los de fin de semana..........que valen para cualquier día ehhhh. Pero que yo los reservo para no pasar mucho tiempo en la cocina de cara a las noches de viernes, sábados o domingos. Además no me digáis que no queda un plato lucido y mas si la yema no se me hubiese pasado tanto la verdad jejejeje.



Ingredientes:
4 huevos
2 cebollas
1 vaso de nata líquida
30 gr de queso
100 gr de morcilla
1 vaso de leche
harina
pimentón dulce
aceite de oliva
sal
pimienta

  1. Pelamos las cebollas y las cortamos en aros de unos 3 mm de grosor.
  2. Las sumergimos en un cuenco con leche y una pizca de pimienta unos 30 minutos. Deben estar tapadas con film y en la nevera.
  3. Vertemos la nata en un caza y añadimos el queso (pondremos el queso que mas nos guste)desmenuzado.
  4. Salpimentamos y dejamos que cueza hasta que espese la salsa.
  5. Forramos con film 4 tazas, untamos con un poquito de aceite y cascamos un huevo en cada una.
  6. Añadimos una rodaja de morcilla y una pizca de pimentón, sazonamos y cerramos los paquetes con un nudo.
  7. Los cocemos durante 4 minuto en agua hirviendo. Retiramos con una espumadera y reservamos.
  8. Escurrimos bien los aros de cebolla, los enharinamos y los freímos en una sartén con aceite bien caliente hasta que se doren.
  9. Los retiramos y dejamos escurrir sobre papel absorbente. 
  10. Repartimos la salsa de queso en los platos, añadimos los aros de cebolla y los huevos escalfados encima. Servimos enseguida.

martes, 10 de abril de 2018

Menestra perfecta

          Yo no se cual será la menestra perfecta, pero desde luego la mía no, aunque lleve el nombre. Y si lo puse así es porque seguí al pie de la letra la receta, bueno............excepto en las alcachofas que se las puse en conserva. Pero es que yo lo  como por los sitios y me encanta y la hago de cuarenta mil maneras en casa y no me gusta de ninguna.
           Así que tan solo vos digo que esta la seguí de una revista. Yo que leo la menestra perfecta.....Y  me lanzo. Para mi, las he comido mejores. 
           Me contáis como la hacéis vosotros?????



Ingredientes:
6 alcachofas en conserva
200 gr de judías verdes
1 cebolla
2 zanahorias
2 ajos
200 gr de guisantes
harina
jamón curado en tacos
aceite
sal

  1. Raspamos , lavamos y cortamos en rodajas las zanahorias.
  2. Lavamos las judías verdes, limpiamos y troceamos.
  3. Cocemos los guisantes, las judías verdes y la zanahoria 12 minutos en una olla con agua salda hirviendo.
  4. Escurrimos y reservamos 1 vaso del caldo de verduras.
  5. Pelamos la cebolla y  los ajos y picamos menudos.
  6. En una sartén con 2 cucharadas de aceite, pochamos la cebolla 10 minutos.
  7. Agregamos el ajo y los taquitos de jamón y sofreímos 2 minutos más.
  8. Incorporamos 1 cucharada de harina y la tostamos 2 minutos para quitarle el sabor a crudo.
  9. Agregamos el caldo reservado, removemos para diluir la harina  y dejamos cocer durante 5 minutos, hasta que reduzca y espese un poco.
  10. Añadimos entonces las verduras cocidas, salteándolo  todo junto 2 montuosos mas. Rectificamos de sal y servimos bien caliente.

jueves, 5 de abril de 2018

Ensalada de espinacas y mozzarella

          Cuesta comer ensaladas cuando el tiempo no está caliente; y eso que en el norte es la mayor parte del año. Así que hay que buscar recetas donde las verduras de hoja estén muy presentes pero no estén tan frías que desentonen el estómago. Esta es una de ellas. Una ensalada muy completa que llena con ese toque templado del beicon y la mozzarella.
           Otro plato fácil y sano.



Ingredientes:
1 bolsa de espinacas frescas
200 gr de champiñones frescos laminados
4 dientes de ajo
1 bola de mozarella
6-8 lonchas de beicon
10 tomatitos cherrie
1 cucharadita de mostaza antigua
AOVE
vinagre balsámico de módena
sal

  1. Lavamos las espinacas y las secamos (las bolsas ya vienen listas para usar). Si son muy grandes las cortamos un poco
  2. En una sartén con un chorritos de aceite doramos los ajos picados.
  3. Añadimos los champiñones lavados y secos y salteamos un poquito hasta que estén blanditos.
  4. Lavamos los tomates y cortamos a la mitad.
  5. En un bol ponemos 50 ml de aove, unos 15 ml de vinagre balsámico y la cucharadita de mostaza y removemos.
  6. En una fuente llana, colocamos las espinacas en el centro. Los champones rodeando estás y los tomates por toda la fuente.
  7. Escurrimos la mozarella. Y la envolvemos con las lonchas de beicon hasta formar una especie de paquetito. Pasamos por una plancha hasta que el beicon se dore.Hay que ir con mucho cuidado puesto que se desarma con mucha facilidad.
  8. Colocamos el paquetito en el medio de la ensalada y aliñamos para servir.


      

jueves, 29 de marzo de 2018

Mantecado de Avilés

          Esta es la "mona" de pascua típica de una de las ciudades de aquí de Asturias. Vendría a ser un mantecado pero lo que tiene en particular es la forma y la decoración.. Se preparan para pascua y es el típico pastel que los padrinos dan a sus ahijados por Pascua, como señal de "bollo".
             Yo nunca lo había probado puesto que fuera de Avilés por Pascua lo que triunfan son las monas de Pascua; esos diseños hecho con chocolate que son mas que nada esculturas.
             Cuando lo probé me di cuenta que era ese sabor que tanto andaba buscando por los bizcochos. Yo no tenía los moldes originales para hacer el mantecado. Pero lo hice igual mente en moldes redondos de tres tamaños diferentes, la cuestión es poder apilar los tres mantecados de forma descendente.



Ingredientes:
700 gr de huevos (pesados con cascara)
700 gr de mantequilla
700 gr de harina
700 gr de azúcar

Glasa
2 tazas de azúcar glass
6 cucharadas de leche

  1. Batimos la mantequilla medio derretida con el azúcar hasta que forme una masa ligada y fina.
  2. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Esperando que uno esté bien batido para añadir el siguiente, todo esto sin dejar de batir hasta que veamos que queda una crema esponjosa.
  3. Añadimos la harina tamizada. Y batimos para integrarla.
  4. Vertemos la masa masa en los tres moldes que habremos untado previamente con mantequilla.
  5. Introducimos en el horno precalentado a 180º, con calor arriba y abajo.
  6. A los 15 minutos bajamos la temperatura a 160º  y dejamos cocer unos 45 minutos (comprobamos con una pincho que esté cocido o dejamos unos minutos mas).
  7. Mezclamos el azúcar glass con la leche, removemos bien hasta que se haga una pasta densa.
  8. Desmoldamos los mantecados, los colocamos formando una torre, el mas grande abajo y terminando por el pequeño.
  9. Regamos con la glasa.
  10. Adornamos con mas elementos decorativos al gusto. 

martes, 27 de marzo de 2018

Lasaña de pollo y berengena

         Haciendo pruebas con las lasañas, pues quitando dos que tengo ya mas controladas, tienden a desmoronarseme, llegué a esta. La combinación me pareció rica y resultona y además parecía que no se caería. Efectivamente resultó ser un acierto. Tanto que me mandaron anotarla como fija en el recetario de mi cocina. Y de la ración que sobró casi tengo que hacer un sorteo para la cena, porque todos la querían.
            Es facilísima y sana, se puede considerar un plato completo y puedo asegurar que una ración llena. De hecho yo no conseguí terminarla. Así que un plato a tener muy en cuenta.



Ingredientes:
12 láminas de lasaña
2 pechugas de polo
2 berenjenas
1 cebolla
1 diente de ajo
250 gr de queso fresco granulado (Lidl)
1 vaso de tomate frito
4 lonchas de mozzarella
50 gr de parmesano
aceite de oliva
1 pizca de orégano
1 pizca de romero
pimienta
sal

  1. Cocemos o hidratamos las láminas de lasaña según nos indique el fabricante. 
  2. Las escurrimos y las extendemos sobre un paño.
  3. Despuntamos las berenjenas, lavamos y cortamos en rodajas.
  4. Colocamos sobre una bandeja y salamos ligeramente. Dejamos sudar mientras vamos preparando otras cosas.
  5. Pelamos la cebolla y el ajo y los picamos muy menudos.
  6. Rehogamos la cebolla unos 10 minutos en 3 cucharas de aceite. Luego añadimos el ajo y rehogamos 2 minutos mas.
  7. Añadimos el tomate frito, el orégano. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego suave 10 minutos.
  8. Lavamos el pollo, secamos y cortamos en filetes finos.
  9. Lo asamos por tandas en una planchas calientes engrasada con aceite.
  10. Salpimentamos y espolvoreamos con romero. Reservamos.
  11. Secamos el sudado de la berenjenas y asamos en la plancha engrasada hasta que estén tiernas. 
  12. Precalentamos el horno a 180º.
  13. Montamos la lasaña alternado lámina de pasta, berenjena, requesón, pollo y salsa de tomate. Terminamos con una de pasta. Luego ponemos una lonchas de mozzarella que para que quede bien cortaremos a la mitad y espolvoreamos con el parmesano.
  14. Horneamos 20 minutos y terminamos con 5 de gratinado.